Fabiola Morales

Psicólogo clínica, Consteladora familiar, temas de migración: la adaptación a la nueva cultura, la autoconfianza, la afectividad, las familias / hogares interculturales, la comunicación intercultural. Temas: mujer diversas etapas de la vida de las mujeres, la autoestima, la asertividad, la violencia doméstica. A través de mi formación también trabajo con la terapia sistémica y terapia familiar. Además de mi carrera como psicólogo estudiaba baile. Por lo tanto dirigir mi trabajo terapéutico también está trabajando con el cuerpo a través de diversas técnicas físicas (ejercicio de relación, la bioenergética, visualización, yoga, etc.). Idiomas: español, portugués, ingles
Fabiola es mujer, hija, nieta, hermana, y madre.

He estado trabajando por más de 25 años con y para las mujeres.

Desde pequeña me llamó la atención la fuerza, el poder que tenían las mujeres a mi alrededor como dentro del contexto político social de mi país por más de 17 años en dictadura.

Dentro de mi trabajo , invito a las mujeres a volver a conectarse con su poder y fuerza esencial.

He estado guiando y facilitando la formación de varios círculos de mujeres.
Dentro de mis sesiones individuales como psicóloga como en los diversos grupos que he realizado, me he encontrado siempre con mujeres llenas de poder, poder para ellas y muchas, hasta ese entonces, desconocido o dormido.
Creo fielmente y practico la Hermandad entre Mujeres .El estar entre mujeres, compartiendo diversos temas y en distintos momentos de mi vida, me ha entregado una riqueza enorme y me doy cuenta que cuando las mujeres, nosotras nos unimos por el simple hecho de haber sido hermanas siglos y siglos atrás, y el haber danzado alrededor de un fuego común, nos revitaliza, nos empodera, nos hace generar espacios constructivos y sostenedores, de libertad para ser y sentir.

En 2011 recibí la iniciación como Madre de Luna de Miranda Gray y soy el coordinadora de las Madres de Luna de los Países Bajos. Las madres lunas nos dedicamos a facilitar a las mujeres a contactar con sus ciclos y por sobre todo a la aceptación de nuestra ciclicidad intrínseca, aceptar nuestras energías fluctuantes y cambiantes como las de nuestra abuela LUNA.

Conocer nuestros ciclos nos genera una gran confianza y nos entrega una gran herramienta para optimizar nuestras vidas y sobretodo nuestras relaciones emocionales y comunicacionales con quienes nos rodean pero por sobre todo, con la persona más importante en nuestra historia, nosotras mismas.

Compartir en: